María nos guía - 25 de Marzo 2019 - “Queridos hijos! Este es un tiempo de gracia. ..

Mensaje del 25 de marzo de 2019 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos! Este es un tiempo de gracia. Así como la naturaleza se renueva para una vida nueva, también ustedes están llamados a la conversión. Decídanse por Dios.

Hijitos, ustedes están vacíos y no tienen alegría, porque no tienen a Dios. Por eso, oren hasta que la oración se convierta en vida para ustedes.

Busquen en la naturaleza a Dios que los creó, porque la naturaleza habla y lucha por la vida, y no por la muerte.

Las guerras reinan en los corazones y en los pueblos, porque ustedes no tienen paz y no ven, hijitos, al hermano en su prójimo. Por eso regresen a Dios y a la oración. Gracias por haber respondido a mi llamado.”

Comentario por MiIglesia

En sueño vi que nuestra oraciones en el cielo, se convierten en rosas de cristales (diamantes?), brillantes y de distintos colores que María recoge y ofrece a Dios.

Yo creo firmemente en la existencia de la Dimensión Espiritual que Jesús y María llaman Vida Eterna ya que en ella el tiempo no existe. Dios está fuera del tiempo, por lo tanto, la Dimensión del Cielo es un eterno presente ("Yo soy Él que soy").

Siendo una Dimensión espiritual, el funcionamiento de esta dimensión es distinta de la nuestra. Allá pueden ser cosas que aquí no tendrían sentido y no podrían ser.

Allá existe el lenguaje figurativo del alma. En un solo instante puedes entender una enorme cantidad de informaciones solo a mirar una imagen no porque seamos más inteligentes o sabios, sino porque es Dios que nos infunde esta sabiduría a través de Su Espíritu Santo. El Espíritu Santo habla al alma a través de signos empapados de Fuerza Espiritual que nos envían las informaciones que necesitamos. Pensamos, por ejemplo, al Evangelio. En él veamos el Espíritu Santo semejante a una paloma durante el Bautismo de Jesús mientras que en la Pentecostés Le vemos como lenguas de fuego. Según su misión el Espíritu Santo de Dios aparece de manera diferente porque su Carisma es diferente según la misión que tiene.

En el sueño que he hecho las rosas de cristales de distintos colores pienso fuesen la materialización, en el cielo, de nuestras oraciones. El Rosario se llama así porque por cada Ave María ofrecemos una Rosa a la Virgen y a Dios. En el sueño, cada vez que María ofrecía una Rosa de Cristal (yo sabía que se materializaban "de la nada" cada vez que alguien de la tierra rezaba con fervor), esta se esfumaba en una nube de diminutos cristales y subía hacia lo alto, como si fuera incenso e yo sabía que en lo alto estaba Dios que "aspiraba" como si fuera un aroma, estos cristales.

Puede ser que la mía es solo una fértil imaginación, pero no la busqué. La soñé sin más. Creo firmemente que nuestra oraciones, en el cielo, son como recargas espirituales con las cuales Dios hace milagros día tras día en nuestra dimensión terrenal, también si no nos damos cuenta.

Por favor, orad, orad, orad! Esto es lo que repite la Virgen María.

Orad por la Vida. Toda la naturaleza ha sido creada para mantenerse en Vida.

Para ser realmente humanos, debemos reconocer la Vida como lo más importante y rechazar todo lo que la quiere destruir.

Solo así podremos alcanzar aquella sensibilidad de corazón que nos hará personas buenas, de confianza, honestas ósea, sensibles, misericordiosas y todo cobrará sentido, todo alcanzará el armonía que nos va a dar la felicidad que es la paz del corazón, la serenidad.

Rezar para defender la Vida Humana desde su concepción hasta su muerte natural es defender la Verdad, es volver a tener un corazón de carne, es amar y ser amado/a.

barbara