Hoy se celebra a San Ireneo, obispo y Padre de la Iglesia, amigo de la verdad
REDACCIÓN CENTRAL, 28 Jun. 22 (ACI Prensa).- Cada 28 de junio, la Iglesia Católica celebra a San Ireneo, Padre de la Iglesia, obispo de la ciudad francesa de Lyon y una de las figuras más importantes de la Iglesia de los primeros siglos. Ireneo fue un autor prolífico y sus obras contribuyeron a forjar los cimientos de la teología cristiana en el esfuerzo por confrontar los errores originados por el gnosticismo del siglo II.

Ireneo fue discípulo de San Policarpo, quien a su vez fue discípulo del Apóstol San Juan.

Su escrito principal lleva el nombre de “Contra las herejías”, texto que compila en 5 volúmenes las refutaciones a las doctrinas gnósticas aparecidas en los albores de la era cristiana.

Gnosis y gnosticismo del siglo II

El gnosticismo es una herejía muy antigua que plantea, en líneas generales, que la salvación del alma se obtiene a través de cierto “conocimiento”, proveniente de la mezcla de diversas doctrinas, tradiciones y creencias religiosas -en las que están incluidas verdades del cristianismo- acerca de los misterios del universo y de la naturaleza humana. Sobre la base de esta amalgama, el gnosticismo alienta a alcanzar la perfección, pero sobre la base de posturas que son, en el fondo, claramente incompatibles o contradictorias. Los gnósticos caen en el error de “articular” un camino de perfección sin el Dios verdadero, sin verdadera conversión, y además, relegando a los que considera “no iniciados”; de manera muy semejante a como los movimientos de la Nueva era (New Age) operan hoy en día.

El Papa Benedicto XVI, en su catequesis sobre San Ireneo del 28 de marzo de 2007, recordaba las particularidades del gnosticismo que conoció este santo: “La Iglesia del siglo II estaba amenazada por la gnosis, una doctrina que afirmaba que la fe enseñada por la Iglesia no era más que un simbolismo para los sencillos, que no pueden comprender cosas difíciles; por el contrario, los iniciados, los intelectuales —se llamaban "gnósticos"— comprenderían lo que se ocultaba detrá s de esos símbolos y así formarían un cristianismo de élite, intelectualista”. Ireneo denunció ese “ cristianismo dualista”, contaminado por la división -iniciados versus legos- y peligroso para la unidad de la Iglesia en torno a la Verdad que le ha sido confiada.

Heredero de los Apóstoles

San Ireneo nació en Asia Menor en la primera mitad del siglo II. Se desconoce la fecha exacta de su nacimiento, pero se conviene en que fue alrededor del año 125. Recibió una educación esmerada y alcanzó un gran conocimiento de las Sagradas Escrituras y el saber de su tiempo, centrado en la búsqueda filosófica. San Policarpo, obispo de Esmirna, fue su maestro y formador.

Conocemos su vida y obra gracias a las notas biogr áficas transmitidas por Eusebio de Cesarea en el quinto libro de su "Historia eclesiástica", cuya fuente es el mismo Ireneo.

No hay plena certeza de cómo ni por qué dejó el Asia Menor y llegó a las Galias (Francia). Hay seguridad sí, de que estuvo allí en calidad de presbítero. Durante la persecución de Marco Aurelio, fue enviado con una carta para el Papa a Roma, por lo que probablemente se salvó de ser ajusticiado como muchos otros. Tras el martirio de San Potino, obispo de Lyon, Ireneo lo sucede como obispo de la ciudad.

Como pastor su labor fue notable. Se propuso dos cosas: “ Defender de los asaltos de los herejes la verdadera doctrina y exponer con claridad las verdades de la fe” (Papa Emérito Benedicto XVI, audiencia 28/03/2007).

Teólogo eminente

Durante la paz religiosa que siguió a la persecución de Marco Aurelio, el obispo repartió esfuerzos entre la sede episcopal y su labor de intelectual cristiano. Dos grandes obras suyas han llegado a nuestras manos: “Contra las herejías" y "La exposición de la predicación apostólica". Especialmente, esta última puede ser considerada una suerte de primer catecismo de la doctrina cristiana. En el mismo sentido, el aporte del santo ha sido crucial para el establecimiento y delimitación de lo que está al centro de la doctrina de la Iglesia, la denominada "regla de la fe" -lo que se expresa en el símbolo de la fe o Credo- y de su transmisión.

La tradición de la Iglesia lo cuenta entre los mártires.  

Si quieres conocer más de San Ireneo de Lyon, te recomendamos que hagas clic en el siguiente enlace de la Enciclopedia Católica: https:// ec.aciprensa.com/wiki/San_Ireneo.

Más información de este santo aquí:

BiografíaHomilía de Su Santidad Benedicto XVIOración a San IreneoSan Ireneo (Enciclopedia Católica)Especial de San Ireneo

http://www.aciprensa.com/noticias/hoy-se-celebra-a-san-ireneo-obispo-de-lyon-y-padre-de-la-iglesia-86875/